El camino al infierno.

Por: Issac Jaramillo Solis

Querido lector no se asuste del título de la presente columna, pero si tome sus precauciones, es bien sabido para todos o para la mayoría aunque no sea de su interés, pero lo sabe, que este año será un camino difícil, y pues como le dijo Virgilio a Dante, –“no te fíes de lo ancho de la puerta”, pues aunque parece que salimos de un 2020 sombrío y oscuro y que los que sobrevivimos a esa debacle humanitaria estamos salvos, el camino comenzará a verse más empedrado y sinuoso que nunca.

Perdone lo crudo de las líneas pero es la realidad de las cosas, “la verdad no peca pero incomoda“, este año electorero es sin duda un suplicio para todos pues estamos aún valorando si los sufragios que se emitieron en las últimas elecciones donde salió victorioso nuestro actual presidente y su 4T son en verdad lo que esperábamos obtener, el voto que emitiremos en las próximas elecciones nos pone a temblar el pulso con indecisiones y muchos quisieramos hacer lo de Ponzio y lavarnos las manos pero este enjuague es parejo y a todos nos afectara votemos o no votemos.

Se están ya realizando las vacunaciones en todo el territorio nacional, comenzando primero por los que están supuestamente en la línea de batalla, bueno al menos eso nos pretenden mostrar pues siempre se encuentran las formas para burlarse la fila, brincarse el turno y ser de los primeros vacunados, mientras que el enemigo en este caso microscópico hace de las suyas y muta o se disfraza y se cuela al festín para comenzar a arruinar las buenas intenciones por detener su avance a este coronavirus, que ahora ya se encuentra presente en Tamaulipas y como decía mi abuelo “las pulgas siempre se le pegan al perro más flaco“, esto porque el sistema de salud en el estado se ve diezmado y rebasado, ahora tendrá que afrontar un enemigo que desconoce con las espadas melladas y el ánimo decaído.

Pero como todo es política dijo Thomas Mann, y la naturaleza humana es ser político dijo Aristóteles, esto de la vacunación y la salud tambien entro en este ardid y todo se politizo, no es trabalenguas aunque lo parece, pues que mejor manera de tomar adeptos que medrando con la salud y la necesidad humana, “el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones“, y es claro que la frase favorita de un candidato es: “el prometer no empobrece”, pues pronto llegarán los candidatos a nuestras puertas, algunos viejos conocidos, otros serán los mismos que en otras ocasiones pero con camiseta diferente, alguno traerá la idea o la propuesta, la mayoría no traerá más que una gorra bajo el brazo queriendo convencer con regalitos o despensas, pero todos ellos con buenas intenciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s